Carta de baja voluntaria

¿Estás buscando un nuevo trabajo? ¿buscas dejar tu trabajo actual? o ¿deseas emprender nuevos rumbos laborales? Sea cual fuese el motivo, la forma de dejar tu trabajo actual es realizando una carta de baja voluntaria. A continuación, te explicaremos ¿qué debe contener? ¿cuándo presentarla? y algunos consejos que te ayudaran a presentar el escrito.

Carta de baja voluntaria

En una relación laboral, el trabajador puede presentar el modelo de baja voluntaria si no desea continuar con el trabajo, sin embargo, ésta debe ser por escrito y con tiempo de anticipación a la empresa, conforme a lo que esté establecido en el contrato colectivo y el contrato de trabajo.

¿Qué es la carta de baja voluntaria?

Es un documento mediante el cual notificas a la empresa donde trabajas tu deseo voluntario de interrumpir la relación laboral existente, que además es un derecho que tienes como trabajador. Con esta carta de baja voluntaria, le permites a la empresa preparar todo lo concerniente a tu liquidación.

La extinción de la relación laboral puede ser antes del término del contrato, o en cualquier momento en caso de contrato por tiempo indefinido.

¿Con qué antelación debes presentar la baja en la empresa?

Está establecido que, en un lapso de quince días naturales, debe notificarse a la empresa con tu escrito de baja voluntaria, sin embargo, este puede variar como ya lo hemos dicho, por el convenio colectivo, por esto resulta importante que verifiques cuál es el plazo, ya que podría tener consecuencias directas sobre la liquidación que te corresponde. Además, el no preavisar a tiempo, la empresa podría penalizarte.

¿Cómo hacer una carta de baja voluntaria?

Es normal que busques por internet algún modelo de carta de baja voluntaria, sin embargo, a la hora que decidas realizarla, te recomendamos que hagas o utilices un modelo de carta de baja sencilla y precisa, sin obviar los requisitos que ésta debe contener, dejando lo suficientemente expresa tu voluntad de renunciar voluntariamente.

Tras realizar la carta de despido voluntaria, debes imprimir dos ejemplares y firmarlos, llevarlos al departamento de Recursos Humanos de la empresa donde trabajes, cumpliendo el preaviso correspondiente, y solicitar que una de ellas te sea devuelto como señal de haber sido recibido.

Por lo general, con la copia que presentas a la empresa con tu firma y la notificación de los 15 días ya es suficiente y es lo que se acostumbra a realizar pero siempre es recomendable disponer de un copia sellada por la empresa.

¿Qué debe contener el documento de baja?

Al redactar la carta de baja voluntaria (la puedes hacer en un documento y convertirlo en un PDF posteriormente), es necesario que incluyas la fecha en la que estás presentando el comunicado, sin obviar los datos de la empresa, CIF y nombre. En el supuesto que envíes por burofax, debes tener la dirección de la empresa.

El trabajador puede enviar la baja voluntaria por cualquier medio, siempre y cuando tenga forma de probar que la empresa está notificada de su decisión.

Además, en la carta de baja del trabajo, debes incorporar todos tus datos personales:

  • Nombre
  • Apellidos
  • DNI

Juntamenmte con tus datos, deberás indicar de forma clara y precisa que quieres dejar el trabajo de forma voluntaria. No necesitas mencionar causas de tu decisión, pero sí debes dejar claro el último día que prestarás servicios en dicha empresa.

Si lo haces respetando el preaviso, es conveniente que lo indiques añadiendo que se respetan los 15 días indicados en la normativa, o en su defecto, el tiempo que te indique el convenio colectivo.

Es conveniente solicitar, en la misma carta de cese voluntario,  que se te haga entrega o se coloque a disposición para tu último día de trabajo, los documentos de liquidación, finiquito, así como pedir que sea enviado el certificado de empresa al SEPE. Si no te pagan el finiquito, tendrás un año para reclamarlo.

Modelos de cartas de baja voluntaria

Aquí te exponemos los modelos de cartas voluntarias de un trabajo:

  • Modelo de baja voluntaria con preaviso: En esta carta preaviso de baja voluntaria se debe respetar los quince días establecidos en la normativa legal, o en su defecto, lo que indique el convenio colectivo. La carta debe contener los datos de identificación del trabajador y el último día de trabajo.
  • Modelo de baja voluntaria sin preaviso: cuando no se cumple el preaviso, no podrás obligar a la empresa a tener el finiquito el día de tu retiro voluntario, solo podrás solicitarle su trámite a la brevedad posible.  Aquí puedes descargar el modelo de carta de baja voluntaria, que debe contener los datos del trabajador y la fecha final de la relación laboral.
  • Modelo de baja voluntaria con preaviso establecido en el convenido del trabajador: en el caso que el convenio colectivo supere los 15 días de preaviso, se debe presentar la carta, con los todos los datos que debe contener el escrito (aquí tienes un ejemplo de carta de baja voluntaria).

¿Puedo retractarme de una baja voluntaria?

En las normativas vigentes no se establece si puedes o no. Sin embargo, existe una jurisprudencia del Tribunal Supremo, del 01 de julio de 2010, ratificada en fecha 17 de julio de 2012, donde se establecieron dos supuestos para dejar sin efecto el escrito de baja.

Podrás retractarte del documento baja voluntaria durante el preaviso, es decir si la relación laboral aún está vigente. Asimismo, en el caso que la empresa no tenga otro trabajador con que cubrir la vacante.

¿Qué sucedería si no presento el escrito de baja?

Al no presentar la comunicación baja voluntaria con el preaviso correspondiente para terminar una relación laboral, te acarreará sanciones que puede repercutir en la cancelación del finiquito. Por ello, resulta inverosímil que presentes tu carta con el tiempo suficiente, no dando pie a descuentos alguno por parte de la empresa.

Te recomendamos conocer todos los reglamentos de la empresa donde trabajas, ya que tendrás la formación necesaria para hacer valer tus derechos como trabajador.

¿Al renunciar voluntariamente al trabajo, puedo cobrar el paro?

Al renunciar no podrás cobrar el paro, salvo que seas contratado por otra empresa (en este caso, deberás informarte). La Ley no menciona un lapso del nuevo contrato, salvo que la siguiente relación se extinga por un periodo de prueba no superado por la empresa. Para ello debe haber pasado más de tres meses.

En otras palabras, para cobrar el paro debes tener otro empleo y que éste no acabe con otra baja voluntaria, periodo de prueba no superado o abandono del puesto trabajo.

Cuando redactes tu renuncia voluntaria, te sugerimos que verifiques las fechas, contando los domingos. Esto es porque, aunque no se trabajen en la mayoría de los casos, no significa que se contabilicen en el contrato. Además, debes saber que con el cese voluntario solo tienes derecho al finiquito, no podrás solicitar prestaciones por desempleo, ni indemnizaciones por el tiempo trabajo.