Contrato Indefinido – Guía 2020

El contrato indefinido es aquel donde no hay un límite temporal en cuanto a la duración del mismo, sino que este es válido y permanece vigente hasta que alguna de las partes lo rompe. Aquí te explicamos sus principales características, su duración y que pasa cuando alguna de las partes (empresa o trabajador) quieren finalizarlo; en definitiva, todo lo que necesitas saber de esta modalidad de contrato.

Contrato indefinido

Características de un contrato indefinido

La principal característica y diferencia con otro tipo de contratos como el temporal, el de formación o de prácticas, es precisamente que no hay una limitación o tiempo fijado del mismo; que el contrato perdura mientras algunas de las partes, trabajador o empresa no quieran romperlo o finalizarlo. A este tipo de contrato también lo puedes escuchar o nombrar como un «contrato fijo«.

En España, este debería ser el contrato habitual a formalizar con un nuevo trabajador por norma general, a no ser que se trate o existan algunas circunstancias concretas que hagan primar alguno de los otros existentes. En este tipo de contrato no existe, como si lo hay en los otros, de una serie de requisitos que la empresa o el trabajador deban cumplir.

En cuanto al tipo de jornada que se define en este tipo de contratos, tiene cabida cualquiera, es decir, se puede definir el contrato con jornada completa, parcial o fijo discontinuo.

¿Cuándo acaba un contrato laboral indefinido?

Este tipo de contrato fijo únicamente puede acabar o romperse en los casos en que bien la empresa o el trabajador decidan hacerlo por algún motivo.

Si es el trabajador quien decide finalizar su relación con la empresa y romper el contrato, estamos hablando de una «baja voluntaria». En este caso, el trabajador no tiene derecho a indemnización alguna y se limita el derecho de acceder o pedir las prestaciones por desempleo.

Por el contrario, si es la empresa quien decide prescindir de los servicios del trabajador, al tener un contrato fijo o indefinido, este tiene o puede tener derecho a una mayor indemnización por el despido. En este caso diferenciaríamos si estamos hablando de un «despido procedente u objetivo o improcedente».

  • En un despido procedente u objetivo: El trabajador puede tener una indemnización de hasta 20 días por año trabajado.
  • Si se trata de un despido improcedente: En este caso, el trabajador tiene derecho a una mayor indemnización.
    • De hasta 45 días por año trabajado hasta la fecha del 12 de febrero de 2012.
    • Y de 33 días por año trabajado a partir de esa fecha anterior.

A pesar de lo que marca la ley, el trabajador y empresa pueden negociar otras cantidades por mutuo acuerdo.

¿Quién puede firmar un contrato indefinido o fijo?

Debes estar dentro de una de estos requisitos para firmar un contrato fijo:

  • Ser mayor de edad; mayor o igual a 18 años o menor, pero legalmente emancipado.
  • Mayor de 16 y menos de 18 años con la autorización de padres o el tutor legal mayor de edad que tengas. Si vives de forma independiente, con el consentimiento expreso o tácito de padres o tutores.
  • Si eres extranjero; conforme a la legislación aplicable en el momento.

Formalizar un contrato indefinido

De forma general, este tipo de contrato puedes formalizarlo de forma verbal o por escrito. En cualquier caso, la forma más habitual siempre es por escrito, además, en función o para algunos contratos indefinidos concretos o específicos, debe hacerse de forma escrita siempre. Por ejemplo; en los contratos dentro de programas de fomento del empleo, en los de a tiempo parcial, fijos discontinuos, los de relevo, trabajadores desplazados al extranjero, por trabajo a distancia o por trabajador discapacitado; en todos estos, debe formalizarse por escrito.

Obviamente, todo lo que sea tener un contrato o documento por escrito hace que las condiciones o la situación laboral real esté más definida y clara; además de tener un contrato o documento formal que muestre la relación entre empresa y trabajador. Los contratos formalizados de forma verbal se entienden como contrato indefinido y a jornada completa.

Cosas a tener en cuenta, en función del tipo de contrato firmado, es que dentro del mismo deberán figurar o estar presentes todas las clausulas específicas de la relación laboral del mismo. Como ejemplo:

  • Con contratos fijos discontinuos, debe indicarse de forma clara la duración estimada de la actividad, la forma y el orden de la solicitud o llamamiento, la jornada laboral y horario.
  • Para contratos a tiempo parcial se deberá indicar el número de horas de trabajo indicadas en cómputo diario, semanal, mensual o anual y su distribución.
  • Con contratos de trabajo a distancia, hay que indicar el lugar físico donde se desarrollará la actividad o la prestación del servicio para la empresa.

¿Un contrato mal redactado o formalizado, puede convertirse en fijo o indefinido?

Si, puede darse este caso. Por ejemplo en situaciones como las que explicamos:

  • Cuando la empresa no haya dado de alta al trabajador en la Seguridad Social pasado el tiempo fijado de periodo de prueba y no pueda demostrar realmente que no tenga un contrato indefinido.
  • Si estás con un contrato temporal y has superado el tiempo legal para esta modalidad de contrato, en casos de subcontrataciones y sucesiones empresariales; en este caso, pueden considerarse contratos indefinidos. En estos casos, la empresa debería formalizar un contrato fijo a aquellos trabajadores que hayan superado el límite legal como trabajador temporal; si no ofrece este documento, no significa que no puedas tener este contrato fijo.

Pasar a un contrato indefinido

Existen casos y situaciones donde puedes pasar de un contrato o modalidad contractual inicial a un contrato fijo o indefinido; esto lo conocemos como «conversión del contrato a indefinido«.

En general, entendemos o se busca que estás conversiones tengan sentido en el cambio o evolución de contratos temporales o formativos a contratos indefinidos. De esta manera, continuamos con la relación laboral pero bajo el nuevo paraguas de un contrato fijo.

Para la empresa, existen una serie de bonificaciones para favorecer o convertir contratos a indefinidos o fijos.

Contratos indefinidos especiales

Aquí te identificamos algunos contratos fijos con algunas características especiales:

  • Contrato indefinido de personas con discapacidad.
  • Contrato indefinido de personas con discapacidad en centros especiales de empleo.
  • Contrato indefinido para personas con discapacidad procedentes de enclaves laborales.
  • Contrato indefinido para personas beneficiarias del Sistema Nacional de Garantía Juvenil.
  • Contrato indefinido con reducción de las cotizaciones empresariales por contingencias comunes a la seguridad social por contratación indefinida ( la llamada tarifa plana).
  • Contrato indefinido para nuevos proyectos de emprendimiento joven.
  • Contrato indefinido de un joven por microempresas y empresarios autónomos.
  • Contrato indefinido a tiempo parcial con vinculación formativa.
  • Contrato indefinido para trabajadores en situación de exclusión social.
  • Contrato indefinido para trabajadores que tengan acreditada por la administración competente la condición de víctima de violencia de género, doméstica o víctima del terrorismo.
  • Contrato indefinido para trabajadores en situación de exclusión social por empresas de inserción.
  • Contrato indefinido para trabajadores mayores de 52 años beneficiarios de los subsidios por desempleo.
  • Contrato indefinido para trabajadores procedentes de una Empresa de Trabajo Temporal con contrato de primer empleo joven, con contrato para la formación y el aprendizaje o con contrato en prácticas.
  • Contrato indefinido de servicio del hogar familiar.
  • Contrato indefinido de trabajo en grupo.
  • Contrato indefinido de alta dirección.

Modelo de Contrato Indefinido o Fijo

Te dejamos aquí para descarga un modelo de contrato de trabajo indefinido (del SEPE):