Contrato Temporal – Guía 2020

¿Sabes qué es un contrato temporal? El contrato temporal es el que regula la relación entre empresa y trabajador durante un tiempo determinado y a priori, finito. Si quieres conocer todo el detalle, modelos y características de este tipo de contratos, aquí te lo explicamos.

Contrato temporal

Características de un contrato temporal

Este tipo de contrato tiene la particularidad que tiene una duración finita o limitada entre la empresa y el trabajador. Se trata de un tipo de contratación muy extendido en el mercado laboral español. Por lo general, se formaliza este contrato de forma escrita con las especificaciones del tiempo de prestación, pero en algunos casos puede celebrarse de forma verbal, cuando la situación de eventualidad de la continuidad productiva de la empresa y la duración sea inferior a cuatro semanas y a jornada completa.

Este tipo de contratos puede celebrarse en jornada completa o parcial.

En España, cerca de una cuarta parte de los contratos puede ser contratos temporales, casi este 25%. Además, en las épocas veraniegas, sin duda las nuevas contrataciones se rigen por este tipo de contratos. A pesar de esto, debes tener claro que no en todas las circunstancias puede formalizarse este tipo de contratos de forma legal; muchos de ellos pueden quedar no amparados legalmente. Para estos, lo mejor es conocer los diferentes tipos de contrato temporal.

Tipos de contratos temporales

Sobre todo tenemos tres tipos básicos de contratos temporales. Aquí te detallamos cada uno de ellos con sus principales características.

  • Contrato de obra y servicio.
  • El contrato eventual por circunstancias de la producción.
  • Contrato de sustitución.

Contrato de obra y servicio

Este es el típico contrato se hace cuando una empresa requiere de un trabajador para un trabajo o servicio concreto, con autonomía y entidad propia dentro de la actividad de la empresa. Por lo general, los convenios de empresa ya definen que tipos de actividad y trabajos pueden ser realizados bajo este tipo de contrato.

En este contrato, la duración es limitada o finita, hasta la finalización del servicio por el que se contrata. Si no se conocieran las fechas de la obra o servicio, estas no pueden ser superiores a 3 años, luego el contrato no puede exceder de ese periodo (quizás en algún convenio puede extenderse hasta los 4 años).

Contrato eventual por circunstancias de la producción

Este contrato eventual se articula o puede hacerse en el momento en que una empresa tiene un volumen o exceso de tareas lo suficientemente notable para necesitar ayuda; aunque estas tareas sean o estén definidas dentro de la actividad normal de la misma empresa.

En este caso, el contrato puede tener una duración de hasta 6 meses (en un periodo de 12 meses) a partir del momento que se da constancia del exceso o acumulación de actividad. Si se contrata por un tiempo inferior, se puede ir prorrogando hasta llegar a ese máximo o tope temporal. El convenio de empresa puede identificar de forma clara esta situación de excesos y modificar, dentro de unos límites, este límite temporal del contrato.

Contrato de sustitución

Este tipo de contrato de sustitución puede ejecutarse o hacerse en el momento que un trabajador en plantilla deja la empresa de forma temporal, ya sea una excedencia o alguna otra situación, y conservando aún su puesto de trabajo; en este caso, la empresa puede establecer este contrato a un nuevo trabajador. El nuevo empleado ocupará el puesto del trabajador hasta su reincorporación.

También puede usarse este tipo de contrato temporal para cubrir horas de reducción (por ejemplo en bajas o ajustes por maternidad, paternidad, etc.).

Otras modalidades especiales de contratos temporales

Hemos visto los tres típicos y básicos en los contratos temporales. Aún estos, existen otros tipos de contrato por tiempo con sus propias peculiaridades. Son estos:

  • Contrato temporal para trabajadores en situación de exclusión social.
  • Contrato temporal para víctimas de violencia de género.
  • Contrato temporal para trabajadores mayores de 52 años beneficiarios de subsidio por desempleo.
  • Contrato temporal de situación de jubilación parcial.
  • Contrato temporal de tiempo parcial con vinculación formativa.
  • Contrato temporal de primer empleo joven.
  • Contrato temporal de trabajos de interés social.
  • Contrato temporal de servicio del hogar familiar.
  • Contrato temporal de personas con discapacidad.
  • Contrato temporal para penados en instituciones penitenciarias.
  • Contrato temporal para personal investigador.
  • Contrato temporal de alta dirección.
  • Contrato temporal de trabajo en grupo.
  • Contrato temporal para penados en instituciones penitenciarias.
  • Contrato temporal de jóvenes y menores en centros de menores, sometidos a medidas de internamiento, etc.

Derechos de los trabajadores temporales

A priori, debería tratarse de contratos a personal para cubrir una serie de actividades o servicios limitados en el tiempo. En estos casos, cuando la empresa acaba contratando a través de contratos temporales, los representantes de los trabajadores deben ser informados. En esta situación, estos trabajadores temporales tienen los mismos derechos y obligaciones que cualquier trabajador con un contrato fijo o indefinido ;añadiendo, eso sí, alguna particularidad.

  • Deben ser informados sobre puestos vacantes o plazas bajo un contrato fijo que la empresa esté ofertando o buscando.
  • Los periodos de prueba, en estos casos, son algo inferiores a las de un contrato indefinido (la persona ya ha estado o está en la empresa).

También existen estas particularidades:

  • Pueden pagarse algunos días por año trabajado en el finiquito de un contrato temporal (en función del año de formalización del mismo).
Contratos firmadosIndemnización por año
A partir del 1/1/201512 días

En años anteriores, la indemnización iba desde los 8 días hasta los 11 días. Ahora mismo, se establecen esos 12 días por año trabajado.

Contrato temporal en fraude de ley; contrato ilegal

Muchos de los contratos temporales quedan fuera de la ley o se celebran en fraude de ley; ilegales ya que por la naturaleza del mismo debería ser contratos indefinidos o fijos. En este caso, el trabajador tendría la ley de su lado y su contrato debería ser fijo y contratado por la empresa; así lo dice el Estatuto de los trabajadores en su artículo 15.3.

Lo recomendables en este tipo de contratos es que un abogado o representante de los trabajadores revisen o puedan ver el contrato para ver la idoneidad o identificar si está en situación de fraude de ley.

Aquí pretendemos darte una guía o algunos de los motivos del por que algunos de contratos temporales están mal hechos:

Para los casos en contratos por obra y servicio

Estos son algunos de los casos en que los contratos temporales están mal hechos o fuera de la legalidad:

  • En las situaciones donde el contrato se alarga más de los permitido; más de esos 3 años (a no ser que por convenio colectivo se pueda extender a esos 4 años). En este caso, la empresa debería pasar al trabajador a una situación de contrato fijo.
  • Estar contratado por obra y servicio durante más de 24 meses en un periodo de 30 con dos o más contratos temporales. Se trata de una situación de una contratación abusiva para el trabajador, en este caso la empresa debería reconocer la posición del trabajador como fija.

Casos en contratos eventuales

Cuando en el contrato no se identifica de forma clara la eventualidad o el motivo de la empresa por esta punta de trabajo que justifique esta contratación temporal. También en los casos en que no se marca la duración de la actividad por la que se contrata, se superan los plazos temporales límite, no estar regularizado de forma escrita cuando se superan las cuatro semanas o se trata un contrato a tiempo parcial.

En los casos en contratos de sustitución

Están en fraude de ley en los casos en que no está de forma explicita el trabajador sustituido y su causa. También en los casos de no estar formalizado por escrito.

Pasar de un contrato temporal a uno indefinido

Como hemos visto antes, cualquier contrato temporal, como su nombre indica, es de carácter temporal y limitado; luego, en una sería de situaciones, por ejemplo las que hemos visto en el punto anterior, puede suceder que exista la opción de una conversión de un contrato temporal a uno fijo. En estos casos recordamos que para la empresa existen una serie de bonificaciones en esta migración de contratos a indefinidos o fijos.

Modelo de Contrato Temporal

Aquí tienes un ejemplo o modelo de contrato de trabajo temporal (del SEPE):