¿Cuál es la base reguladora de una nómina?

Las bases reguladoras de una nómina y también su respectiva cotización a la Seguridad Social son datos que todo trabajador debería saber. De esta manera será mucho más claro conocer la cantidad de prestaciones de las que puede disponer.

Base reguladora de una ómina

Si aún no sabes cómo hacer estos cálculos, ni tampoco conoces cuáles son las contingencias y los conceptos que están relacionados con ellos, no te preocupes; en este artículo detallamos los datos más importantes sobre este tema.

Definición de la base reguladora

El concepto de la base reguladora explica que se trata de un baremo que detalla cuáles son los números que toma en cuenta la Seguridad Social para calcular las prestaciones de los trabajadores.

De manera específica, la base reguladora de una nómina es la herramienta que aportará la información necesaria para establecer las bases de cotizaciones tanto de las pensiones como de las situaciones de contingencia.

En este sentido, los resultados de estos cómputos pueden variar dependiendo de la condición de cada trabajador. Por supuesto, también dependerá de lo que la Seguridad Social tomará en cuenta y de lo que no se incluirá en el cálculo.

¿Cuál es la base de cotización a la Seguridad Social?

Por su parte, la base de cotización a la Seguridad Social se refiere a la cuantía de las prestaciones a las que el trabajador podrá acceder en momentos determinados.

Jubilación, desempleo, incapacidades de varios tipos y permisos de paternidad son solo algunos de ellos y, como mencionamos anteriormente, la cantidad exacta dependerá de las condiciones específicas de cada trabajador.

De hecho, debemos destacar que las empresas también tienen derecho a estas cotizaciones, por lo que estas cuantías se pueden dividir entre cuotas obreras y cuotas patronales.

Asimismo, debes saber que las bases de cotización a la Seguridad Social están relacionadas con el salario, pero no necesariamente deben ser exactamente iguales. Esto se debe a que en la nómina pueden aparecer pagos que no se incluyen en la base de cotización.

Conceptos de la nómina incluidos en la base de cotización

De acuerdo con lo que acabamos de mencionar, será fundamental que sepas cuáles son los conceptos que sí computan para la base de cotización a la Seguridad Social.

Se trata, entonces, de casi todos los pagos percibidos por el trabajador, lo que significa que tanto el dinero salarial como el extrasalarial serán incluidos en la base. A ellos debemos sumarles los pagos en especie, pues también son aptos para dicha cuantía.

Dicho esto, entonces ¿Cuáles son los conceptos que no entran en el cálculo de la base de cotización? A continuación te dejamos una pequeña lista de los casos más comunes:

  • Dinero usado para costear manutención, alojamiento y transporte fuera del área de trabajo.
  • Gastos concernientes al pago de la matrícula universitaria para el trabajador cuando se trate de un requisito obligatorio para desempeñar el puesto asignado dentro de la empresa.
  • Pagos por conceptos de indemnizaciones causados por despidos, ceses o traslados.

¿Cómo saber la base reguladora del trabajador?

Ahora bien, ¿Cómo puedes saber cuál es la base de tu cotización, teniendo en cuenta todos los factores individuales que influyen en el cálculo? La respuesta a esta pregunta es sumamente sencilla, y te la explicaremos con 2 opciones.

  1. Debes revisar las nóminas proporcionadas por el empleador (empresa). Específicamente, los detalles de la cotización aparecen en la parte inferior del documento, en la que verás:
    • Cuál es la base destinada a las contingencias comunes.
    • Cuál es la base por concepto de contingencias profesionales, en las que se añaden las horas de trabajo extras realizadas.
  2. Debes solicitar a la Seguridad Social un informe que especifique las bases de tu cotización. Por nuestra parte, te recomendamos optar por las 2 opciones para asegurarte de que las cantidades coinciden.

¿Dónde está la base reguladora en una nómina?

Como ya hemos expuesto en el punto anterior, para ver dónde están las bases de cotización en una nómina, debes ir a la parte inferior de la misma, que es donde suele aparecer. Aquí te mostramos una imagen que te ayudará a detectar la base reguladora dentro de una nómina:

Cotización en la nómina

¿Qué porcentaje de cotización aporta un trabajador y la empresa?

Como ya debes saber tanto el trabajador, con su nómina, como la empresa aportan en la cotización de la Seguridad Social según la base reguladora del trabajador. Este porcentaje siempre es superior el de la empresa que el del trabajador pero existen bonificaciones según la contratación, etc…

Aquí dejamos la tabla del % de cotización para empresa y trabajador:

Tipo de cotización (%) Trabajador Empresa
Contingencias comunes 4,70% 23,60%
Desempleo 1,55% 5,50%
Formación Profesional 0,10% 0,60%
Accidente trabajo y enfermedad profesional 1,5 / 7,15%

Cálculos de bases reguladoras según determinadas contingencias

A lo largo de este artículo hemos mencionado que existen numerosas y variadas contingencias, y de ellas dependerá el cálculo de las cotizaciones. Pero ¿Cuáles son exactamente estas situaciones? Te las explicamos a continuación:

Base de cotización para el desempleo

La cantidad de esta cotización será un promedio de los últimos 180 días que han sido computados correctamente, según lo establecido en el artículo 270 de la Ley General de la Seguridad Social.

En este sentido, este punto especifica que son solo esos días trabajados los que se tendrán en cuenta, incluso si el empleado ha tenido una reducción de jornada por cuidado de un menor o de un familiar.

Base de cotización para la incapacidad temporal

En caso de que el trabajador necesite acceder a su cotización por una baja médica, la cantidad total dependerá de la causa de la contingencia. Es por ello que podemos destacar 2 contextos:

  • Si la afección fue producto de una enfermedad o accidente laboral, se toman en cuenta las cotizaciones acumuladas del mes anterior por concepto de contingencias profesionales.
  • Por su parte, si se trata de una indisposición no laboral, también se tendrá en cuenta las cotizaciones del último mes trabajado, aunque esta vez será por concepto de contingencias comunes.

Ahora bien, si es el primer mes del trabajador en la empresa, el cómputo se calculará de acuerdo con los días que lleve el empleador dentro de la compañía.

Base de cotización para la incapacidad permanente

Las bases de cotizaciones por incapacidad permanente también estarán regidas por las causas, y con ello la Seguridad Social determinará si se trata de contingencias comunes o profesionales.

Además, se debe estudiar el tipo de incapacidad (gran invalidez, absoluta, total, parcial o incapacidad temporal), para hacer el cálculo final:

  • Incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez: en caso de que la interrupción laboral sea por enfermedades comunes, se tendrán en cuenta los últimos 8 años trabajados. Si se trata de un accidente no laboral, se calculará basándose en 24 meses dentro de los últimos 7 años, mientras que si es un accidente laboral entonces el cómputo será del sueldo del último año.
  • Incapacidad permanente parcial: se hará el mismo cálculo que explicamos anteriormente relacionado con la incapacidad temporal dependiendo de si la contingencia es común o profesional.

Base de cotización para la maternidad y paternidad

Por su parte, las bases reguladoras de cotizaciones en estos casos serán calculadas a partir del comienzo del descanso. Sin embargo, en el caso de la madre se puede adelantar la prestación hasta por 4 semanas antes del parto.

Debemos destacar que, en caso de que se trate de un empleo parcial, la cotización se computará de acuerdo con la media acreditada por la compañía durante un año antes del permiso por concepto de maternidad y paternidad.

Como verás, todas las bases reguladoras tienen condicionantes que deben ser evaluados antes de determinar la cuantía exacta de las prestaciones.